WEST PALM BEACH — El principal proveedor de energía de Florida está listo para lanzar una nueva y poderosa tecnología, justo antes de las semanas más atareadas de la temporada de huracanes en el Atlántico: un dron de ala fija diseñado para volar en dirección a vientos con fuerza de tormenta tropical y acelerar la restauración de la electricidad después de un clima severo. El FPLAir One se parece a un avión pequeño y es operado de manera remota, lo que permite que la empresa de servicios públicos realice y proporcione en tiempo real imágenes y videos de equipo eléctrico dañado a su centro de comando. Puede volar hasta 1.600 kilómetros (1.000 millas) a la vez, lo suficiente como para cubrir dos veces la longitud de Florida inmediatamente después de las tormentas más dañinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.